Terapia psicológica adultos.

El objetivo de la terapia psicológica, se basa en guiar a la persona proporcionando las herramientas necesarias para aliviar el malestar, superar las dificultades, cubrir las necesidades personales y la mejora general de la calidad de vida. Se fomenta la responsabilidad y conciencia de la persona en el propio control de la salud emocional, propiciando un papel activo en el proceso de cambio durante la terapia.

¿Qué problemas se tratan?

  • Trastornos de ansiedad (fobias, ataques de pánico, trastorno obsesivo-compulsivo, trastorno de estrés postraumático, ansiedad y ansiedad generalizada).
  • Estrés.
  • Trastornos del estado de ánimo (depresión).
  • Separaciones.
  • Duelos.
  • Trastornos de la conducta alimentaria.
  • Adicciones.
  • Problemas con el juego.
  • Trastornos psicosomáticos.
  • Dificultades en el control de impulsos.
  • Problemas en las relacionales personales.
  • Consecuencias de sucesos traumáticos.
  • Dificultades en la toma de decisiones.
  • Problemas laborales.
  • Problemas familiares.
  • Problemas sexuales.