Terapia familiar

La familia es considerada como un pilar de referencia y punto de apoyo importante en las distintas problemáticas que se puedan dar en alguno de sus miembros, tanto es así, que la estructura familiar crece y evoluciona integrando de manera satisfactoria la autonomía de cada miembro. Existen ocasiones, en las que la comunicación y la manera de afrontar los problemas suponen una alteración de la dinámica familiar, provocando tensiones, falta de comprensión y con ello problemas en el estado de ánimo de los integrantes.

En todas las familias se dan conflictos y situaciones de crisis, lo que permite que la familia avance y evolucione enfrentando y resolviendo problemas, mejorando la comunicación y fortaleciendo vínculos y lazos afectivos, así como introduciendo nuevas estrategias y recursos para ello.

El objetivo, es conseguir que la familia siga evolucionando y creciendo, superando cada crisis y adaptándose a los nuevos cambios, a través de habilidades adquiridas que permitan encontrar el equilibrio.