Preguntas frecuentes

¿Necesito ayuda psicológica?

Existen diversos motivos por los que plantearse acudir a un psicólogo, bien puede ser porque llevamos un tiempo que nos sentimos mal y no conseguimos saber el porqué, o por el contario, sí conocemos cual es nuestro problema, pero no damos con una solución adecuada o incluso sabemos cómo solucionarlo pero no encontramos herramientas necesarias para hacerlo, o bien porque buscamos una orientación hacia el propio conocimiento personal o desarrollo de nuestras capacidades. Puede ocurrir, que nuestros problemas individuales repercutan en un problema de pareja o de familia y/o viceversa. En cualquier caso, la labor de un psicólogo es guiar al paciente hacia la reflexión, buscando activamente aquella dirección que facilite conseguir los objetivos que se pretenden alcanzar y dotando al paciente de herramientas que pueda poner en marcha en otra ocasión, así como de promover cambios a nivel emocional, cognitivo y conductual que mejoren la calidad de vida de la persona.

¿Qué es la psicología integrativa?

La psicología integrativa combina e integra distintos enfoques psicológicos y con ello, sus técnicas, esto facilita la posibilidad de realizar un tratamiento teniendo en cuenta todas las áreas de la persona, tanto a nivel afectivo, comportamental y cognitivo como a nivel físico. Promueve un conocimiento consciente de la persona en el plano individual y en el relacional, favoreciendo el adecuado afrontamiento de nuevas experiencias.

Este tipo de terapia integra enfoques como el psicodinámico, sistémico, terapia conductista, terapia cognitiva, gestáltica, familiar, así como técnicas relacionadas con el reprocesamiento de sucesos traumáticos (EMDR) y las enfocadas a una adecuada conexión emocional, todo ello otorga la información necesaria al profesional, que combina selectivamente e integra para realizar un tratamiento apropiado.

¿En qué consiste la terapia?

Al iniciar el proceso terapéutico se realizan unas cuantas sesiones de evaluación (alrededor de 4 sesiones), en las que se recoge la información relevante y necesaria para conocer con detalle el problema.

En segundo lugar, se elabora un diagnóstico que incluye los factores que han originado el problema, así como los factores que inciden en el mantenimiento del mismo, dicho diagnóstico se comunicará abiertamente al paciente con las explicaciones necesarias.

Por último, entre paciente y terapeuta determinarán los objetivos que se pretenden alcanzar, lo cual se llevará a cabo durante el tratamiento.

¿Cuánto dura la terapia? Frecuencia y duración de las sesiones.

A pesar de que los efectos del enfoque integrativo aligeran el proceso terapéutico, es imposible determinar con exactitud la duración que tendrá la terapia, ya que depende de numerosos factores como son la naturaleza del problema, su gravedad, el tiempo que lleve manteniéndose, la reacción de la persona ante el tratamiento y del grado de cooperación y compromiso ante la terapia.

Es importante tener en cuenta, que un problema que puede llevar acompañándonos un largo periodo de tiempo, difícilmente se podrá solucionar en pocas sesiones, no obstante, existen terapias que requieren de una duración más corta, o por el contrario, otras que demandan un tratamiento más extenso.

En cuanto a la frecuencia de las sesiones, al inicio del tratamiento es aconsejable acudir semanal o quincenalmente, de todos modos, siempre se tendrá en cuenta la disponibilidad del paciente. En el momento en el que se determine que la persona está estable, se irán espaciando las sesiones hasta el alta definitiva.

Las sesiones tienen una duración de una hora aproximadamente.